Spanish English French German

El Santuario - Historia

El santuario - Historia

Historia

La isla Malpelo, es la cúspide de una única cordillera volcánica conocida como Dorsal de   Malpelo. Fue formada hace unos 17 a 20 millones de años (Mioceno inferior) por la interacción de las plumas mantélicas de Galápagos y de Cocos – las placas de Nazca. Malpelo nunca ha estado en contacto con el continente y por lo tanto es considerada una isla oceánica. Para ese entonces, lo geólogos aseguran que la isla era 10 veces más grande. La geomorfología actual de la isla es producto de la erosión marina, las precipitaciones y los fuertes vientos.

El origen del nombre de Malpelo es incierto, pero de lo poco que se sabe es que la isla aparece por primera vez en el mapamundi de 1550 (Desceliers, 1550) bajo el nombre de « Ye mallabry ». El término « malábrigo » fue utilizado en varias ocasiones por los cartógrafos de la época para designar bahías e islas. Sin embargo, esta palabra quiere decir « sin protección ». Otra posibilidad es que el nombre Malpelo haya derivado de la palabra en latín « malveolus » que literalmente se traduce por «Inhóspito», que luego degeneró en « Malbolo » y luego fue interpretado como « Malpelo » para referirse a este lugar de muy difícil acceso.

Durante el periodo de la Colonia, cuando Vaca de Castro navegaba cerca de Malpelo, aún desconocido por la Corona Española, la isla pertenecía al territorio Español en virtud del enunciado Papal publicado en 1493 por el Papa Alejandro VI y del Tratado de Tordesilla de 1494 cuando España y Portugal dividieron el mundo en dos: El Cristiano y el no Cristiano.

Posteriormente, Malpelo pasó automáticamente a ser posesión del Perú y en el año de 1810 con la Independencia de Colombia, esta isla pasó a ser propiedad de ella sin disputa alguna debido a las características inhabitables e inaccesibles de este lugar. Los derechos de Colombia sobre Malpelo se sustentan en el Uti Possidetis Juris. Posteriormente con el Tratado de Liévano- Aguirre, Aquilino Boyd de 1976 y el Tratado Lloreda – Gutiérrez de 1984, se ratifica la posesión de Colombia sobre Malpelo.

En el año de 1986, El Presidente Belisario Betancur, manda instalar una guarnición permanente de la Armada Nacional para realizar labores de soberanía sobre la isla. Malpelo tiene una especial importancia en lo geopolítico ya que extiende la Zona Económica Exclusiva (ZEE) en 200 millas  más hacia el oeste.

En 1995, el Gobierno Nacional declara a Malpelo como un área protegida en la categoría de Santuario de Fauna y Flora. Cinco años después en el año 2000, Malpelo se convierte como “Zona Especialmente Sensible” ante la Organización Marítima Internacional- OMI  y en el año 2002, el área protegida es ampliada y re alinderada.  Ha recibido igualmente la designacion de “Área de Importancia para la Conservación de las Aves”  por parte de Bird Life International en 2005

En el año 2006, el área marina protegida es ampliada a un poco más de 25 millas alrededor de la isla con una extensión de 6.474 km2, y en 2007, la UNESCO la declara como Sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad.

Historia de la investigación en Malpelo

Los primeros científicos en haber visitado la isla de Malpelo fue C.H. Townsend en marzo de 1891 a bordo del « Albatros », un barco a vapor de la Comisión Americana de Pesca. Colectó aves marinas y los primeros reptiles. En 1893, Faxon, describió el cangrejo terrestre de Malpelo como Gerarcinus malpilensis, el cual fue colectado durante esta misma expedición.

En noviembre y diciembre de 1927, el Capitán A.G. Hancock hace un viaje a las islas Galápagos. J.R. Slevin de la Academia Californiana de Ciencias estaba a bordo de esta expedición y cuando pasaron cerca de Malpelo, Slevin y su colega colectaron varios lagartos y lagartijas.

Posteriormente, viene la expedición del Pacífico Sur de George Vanderbilt, quien desciende a la isla en febrero de 1937. Las notas del naturalista Ronald Smith fueron publicadas en 1938. Luego, hubo otras expediciones como la de Robert Cushman Murphy; en 1945 publica el mejor resumen de la historia natural de la isla. Estimó la población de piqueros enmascarados en 25.000 individuos y adicionó otras especies de aves a la lista de la isla. Además, completó sus observaciones y notó la presencia de una gran diversidad de invertebrados terrestres incluyendo escarabajos, moscas, hormigas y otros insectos.

En 1972, el Instituto Smithsonian publica un importante documento científico sobre la fauna y flora de Malpelo.

A partir de 1999, con la creación de la Fundación Malpelo y Otros Ecosistemas Marinos, esta viene apoyando a Parques Nacionales de Colombia realizando 3 expediciones científicas al año, durante las cuales se llevan a cabo investigaciones y monitoreo en Malpelo, donde se invitan a los centros de investigación del gobierno así como otras ong` s y universidades de acuerdo a las necesidades de información científica que permita tomar medidas de manejo y conservación.

El SFF Malpelo es un área oceánica protegida del Sistema de Parques Nacionales de Colombia. El Santuario fue creado para la conservación de los ecosistemas oceánicos marinos y terrestres del Océano Pacífico Colombiano.

El área total del  SFF Malpelo, 35 hectáreas,  fue protegida mediante resolución número 1292 de Octubre 1995. El área fue ampliada a 6 millas náuticas al rededor de la isla en 1996 mediante resolución 1423. Finalmente las fronteras del Santuario fueron reestablecidas en Agosto de 2003 por resolución 0761. La Organización Marítima Internacional - OMI declaró el SFF Malpelo como Zona Especialmente Sensible en 2003.

Importancia de la isla

El Santuario alberga una de las formaciones coralinas más importantes del Pacífico colombiano que representa un oasis de vida idóneo para especies nativas y migratorias. Entre los organismos marinos se incluyen moluscos, crustáceos, esponjas, equinodermos, grandes cardúmenes de jureles, pargos, meros y chernas, además de comunidades de tiburones martillo, manta rayas, tiburones ballena, tiburones sol-rayo entre otros.

 

Virtudes como su lejanía con respecto al continente, su ubicación geográfica y su paisaje inhóspito, la han mantenido como un laboratorio viviente ideal para estudios sobre comportamiento animal, procesos evolutivos y biológicos. Además, los organismos residentes han permanecido aisladas por muchos millones de años lo que ha originado la formación de especies únicas (endémicas) que solo se encuentran naturalmente en esta isla y que son de gran interés.