Spanish English French German

El Santuario - Amenazas

Amenazas

Terrestres

1. INTRODUCCIÓN VOLUNTARIAS O ACCIDENTALES DE NUEVAS ESPECIES VEGETALES O ANIMALES

 

Hasta la fecha no se han reportado especies animales que accidentalmente se instalen en la isla de Malpelo. Sin embargo, es muy importante que tanto los visitantes como el personal de la Armada Nacional tengan mucho cuidado en el momento del desembarque de sus efectos personales y de los alimentos para evitar esta posible amenaza. No se sabe por ejemplo, si la especie de helecho que se encuentra en la isla fue introducida en los años sesenta, ya que algunas de las personas que visitaron la isla en esta época dicen no haber observado el helecho. Esta introducción pudo darse con una de estas visitas a la isla o simplemente por aves migratorias. Introducir especies que no son del lugar puede tener unas consecuencias muy graves para el mantenimiento natural de las especies que ahí habitan. Pero se deben evitar a toda costa la introducción de especies invasoras como podrían ser ratones, cucarachas u otros.

 

2. EROSIÓN DE LA ROCA PROVOCADA POR LA ESCALADA O CAMINATAS

 

Aunque la erosión principal de la isla está dada principalmente por los fuertes vientos, las lluvias y la acción de las olas contra la roca, es necesario mencionar que la escalada o las caminatas también pueden favorecer e incrementar esta amenaza. Es importante igualmente mencionar que el tipo de roca de Malpelo se rompe con facilidad.

 

3. DEGRADACIÓN VOLUNTARIA

 

Los graffitis han sido pintados en el pasado por las tripulaciones de embarcaciones pesqueras que llegaban cerca de la isla antes de que ésta fuera un área protegida y por algunos infantes de marina que realizan labores de soberanía nacional. Las pinturas utilizadas para realizar los graffitis no solo dañan el paisaje, sino que también impiden el crecimiento de musgos, algas, líquenes y otras especies vegetales que son de gran importancia para el desarrollo de otras especies como es el caso de insectos, cangrejos, lagartijas y lagartos. Sin esta escasa vegetación, la fauna de la isla no podría subsistir. Caminar sobre la vegetación, también es una amenaza para la conservación de la fauna terrestre. Hoy en día, esta es una amenaza pasada, ya que los infantes de marina y los oficiales reciben una inducción sobre la importancia ambiental de la isla y estas prácticas ya no se realizan.

 

4. PERTURBACIÓN DE LA FAUNA TERRESTRE

 

Incomodar la fauna y el habitad donde se reproducen las especies en la isla es una grave amenaza para la conservación ambiental, ya se puede crear un descenso en su natalidad o cambios en su comportamiento. Una forma de perturbar la fauna es tratar de tocarla o alimentarla. Por eso, en un área protegida este tipo de acciones están prohibidas.

 

5. MASACRE DE LA FAUNA

 

Se ha sabido desde tiempos atrás las atrocidades que el hombre puede cometer. El ocio por ejemplo, llevó a algunos infantes a jugar al tiro al blanco sobre aves y cangrejos, amarrar los cangrejos a las patas de las aves y luego hacerlas volar, quitarle las patas y pinzas a los cangrejos. Realizar quemas de basura también mata animales, ya que las condiciones de vida en la isla son difíciles y la fauna aprovecha cualquier desperdicio producido por el hombre para alimentarse. Si no se tiene cuidado al momento de hacer la quema, decenas de especies pueden desaparecer.

 

6. DEPÓSITOS DE BASURAS.

 

Los desperdicios de las basuras son utilizadas por la fauna de la isla, implicando un cambio no solo en su comportamiento sino también en su base alimenticia. Hoy, las basuras generadas en la isla son devueltas al continente y procesadas en la planta de la Base Naval de Bahía Málaga.